domingo, 4 de noviembre de 2018

LAS FIESTAS DE SANTO EN LA SANTERÍA: EL WEMILERE (O GÚEMILERE)

 
Las fiestas que se celebran, en Santería, en honor de un santo, por varias razones, reciben el nombre de güemileres o wemileres.
 
El güemilere se puede celebrar con el fin de agradecer a un Orisha un gran favor. En los aniversarios de los natalicios de los santos se celebran los güemileres más impactantes y se llaman fiestas de santo.
 
Solo se conocen las fechas de nacimiento de cinco orishas: Babalú Ayé, Changó, Obatalá, Oshún y Yemayá. Sus fechas de nacimiento coinciden con las de los santos católicos con los cuales están sincretizados.
 
Los más célebres güemileres son en honor a Changó. Son los más fastuosos y los que más se recuerdan. Se sirve la bebida tradicional, el cheketé, desaprobándose las bebidas alcohólicas, que está vedadas y condenadas. 
 
Todos fuman, porque Changó adora el sabor y el olor del tabaco fuerte. Cuando un omo-orisha es poseído por su dios, toma las características atribuidas al Orisha. El omo-orisha pierde todo conocimiento durante una posesión y su personalidad desaparece para ser reemplazada por la del dios. Un omo-changó poseído puede predecir el futuro con exactitud misteriosa. Otros Orishas acuden al güemilere para ayudar a un dios o a una diosa a celebrar el aniversario de su nacimiento.
 
La creencia en la posesión por Orishas está muy arraigada en Santería. Está tan profundamente arraigada que prácticamente toda enfermedad nerviosa, como la histeria o la epilepsia, se atribuye a un Orisha que toma la posesión de su caballo.
 
Cuando termina el güemilere y los Orishas lo abandonan, todos comen y beben como en una fiesta común y corriente. Más tarde los Batá rinden homenaje a Elegguá y así concluye la ceremonia.

 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers