viernes, 2 de noviembre de 2018

ORACION A DON JUAN DE LAS CADENAS, EL INFALIBLE, PARA LIBERACIÓN DE ANGUSTIAS, TEMORES Y AFLICCIONES


 En el nombre del Padre,
del Hijo y Espíritu Santo:
 pido permiso en esta santa y bendita hora,
en este momento y lugar, para invocar
a la Santísima Trinidad,
al Gran Poder de Dios,
al Santo Justo Juez,
y a la Santa Virgen Inmaculada María.
 
Pido permiso para invocar
al espíritu de Don Juan de las Cadenas,
hermano de la corte de los Juanes,
"honor a quien honor merece".
 
Te invoco para que vengas en mi ayuda
y no me desampares, oh espíritu protector
que fuiste y eres benefactor
del don espiritual de ayudar
gracias al poder del dios divino
y de la reina madre, María Lionza
 
 Te pido que me protejas y me bendigas,
que no me desampares nunca,
que me des la fuerza y fortaleza
en todos los momentos de mi vida,
que tu luz sirva a mi materia
para yo limpiarme y despojarme
de todo mal fluido y mala compañía.
 
yo _______ te invoco por que
necesito de ti y de tu misericordia,
que me cuides y me protejas
de todo lo malo de esta vida
así como también me quites y rompas
las cadenas materiales
y espirituales que me agobian,
los malos pensamientos, brujerías,
hechicerías y de malas entidades oscuras,
diabólicas y líbrame de todo mal, amén.
 
Rezar 3 Padres Nuestros
 
Don Juan de las cadenas
El Infalible


Es una entidad de alta luz, perteneciente a la Corte Chamarrera. En su vida terrenal fue un campesino nacido en Los Llanos de Venezuela, que murió encadenado y quemado.
 
Su apariencia es la un hombre alpargatado, con sombrero de cogollo, su noble bastón y su fiel cadena de eslabones la cual hace sonar para hacerse sentir.

Se caracteriza por ser un espíritu, que con la ayuda de Dios, entra en el plano de la espiritualidad y en lo terrenal, para beneficiar a quien lo invoque con fines de bien.

Es un gran conocedor de los secretos de la naturaleza, de las plantas medicinales, de oraciones, de los baños y sobretodo tiene un alto sentido de la justicia.

Nunca debe faltarle su criollo cafecito, se bebe sus traguitos de caña clara y fuma sus cabos, expresándose de una manera clara y coloquial, en sus consejos y mandatos.

No le gusta la desidia, la flojera, la maldad, la mentira, ni la desobediencia en sus recomendaciones.

A pesar de que es infalible en la solución de los problemas que se le planteen, solicita de vez en cuando la colaboración de otros hermanos, de alta espiritualidad, que dominan otros asuntos. Sin que por ello olvide darles el mérito necesario, resaltándolos con frases como, “Honor a quien honor merece”.

Busca en él tu guía espiritual.

Invócalo en situaciones de peligro inminente, o cuando te sientas atrapado por la angustia, temor o aflicción.

 
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers