SANTERÍA: 8 PODEROSOS HECHIZOS PARA EL AMOR


Los santeros modernos recomiendan para establecer la disposición amorosa, la utilización de un baño de amor (que se venden ya preparados y embotellados (despojo de amor) y un jabón de amor. El despojo se agrega a media bañera de agua caliente donde permanece la persona cuando menos por media hora. Después la habitación se rocía, con un atomizador, de incienso de amor, y se enciende una vela en honor de Changó, el patrón de la pasión y el deseo.
 
El santero aconseja también conservar en la boca una raja pequeña de canela durante cualquier encuentro de amor, ya que se cree que la canela posee grandes poderes de seducción.


Un hechizo muy común consiste en formar un triángulo con tres chalas de maíz. El nombre y el apellido de la persona que va a embrujarse se escriben en dos papeles separados, que se colocan en forma de cruz en el centro del triángulo. Se enciende una vela sobre los dos papeles y se repite tres veces la palabra Nfuriri.

Una práctica común para ganar los favores de alguien es atar cinco cabellos de la persona a quien se quiere atraer con otros cinco de quien está haciendo el hechizo. Se ponen los cabellos formando una cruz en el centro de un bollo pequeño, que luego se entierra en un tiesto lleno con cuatro tipos distintos de tierra. Se planta en el tiesto un vástago de ruda en el nombre de Oshún, pidiendo que del mismo modo en que crece la ruda dentro del tiesto, así crezca en el corazón de la victima el amor hada la persona que la desea.

Otra obra de santería consiste en encender durante nueve días una vela verde en honor de santa Marta, pidiendo su intercesión para obtener el amor de la persona deseada. Se le pide a santa Marta, quien, según la leyenda, podía "conquistar dragones y bestias salvajes" que domine de tal manera a la persona embrujada que no pueda comer ni dormir hasta qué acuda a la persona que está efectuando el ensalmo.
 
En esta web podrás encontrar la oración especial a santa Marta.
 
Un ritual a Santa Elena consiste en lo siguiente:
 
Se llena un tazón pequeño hasta la mitad con agua a la que se añaden unas ramas de yerbabuena, una cucharada de miel, un poco de azúcar, siete clavos y agua florida. Se pone en el centro del tazón una vela blanca, en torno a la que se ha atado un trozo de listón blanco, y se enciende en el nombre de santa Elena. Esta santa también es muy popular en los hechizos de amor y se piensa que otorga cualquier petición de este tipo.

Debe invocarse y pedírsele que del mismo modo en que está atada la cinta alrededor de la vela, ate los destinos del solicitante y de la persona a quien desea. Después, la vela se retira del líquido y se permite que arda fuera del tazón. El líquido se utiliza en un baño. El hechizo se repite durante siete días consecutivos.


El siguiente hechizo se conoce como de "el coco ebrio". Es una ofrenda a Elegguá para obtener su auxilio para ganar el amor de una persona.
 
Se comienza aserrando la parte superior del coco y tirando su agua. El coco vacío se llena con caramelos, pastillas de goma de agar y cinco clases de licor. También se agregan a la mezcla varias esencias que son: esencia de menta, de amor, dominante, vencedora y sígueme. Se enciende un cigarro en nombre de Elegguá y se exhala el humo dentro del coco. La tapa se restituye antes que pueda dispersarse el humo, y las dos partes del coco se sellan con la cera de una vela comprada en una iglesia. El coco simboliza la cabeza de la persona que está siendo embrujada. Se enciende una vela blanca en honor de Elegguá durante cinco días seguidos, pidiendo al orisha el amor de la persona deseada.

Este otro hechizo requiere la ayuda de Changó. Se retira la parte superior de una manzana y se pone dentro del fruto ahuecado un pedazo de papel con el nombre de la persona deseada. Luego se llena el agujero con miel y la tapa de la manzana se restituye.

El fruto se coloca ante una imagen de Changó (santa Bárbara), y se enciende durante nueve días una vela roja en honor del orisha, pidiéndole que dulcifique la disposición de la persona hechizada y llene su corazón de amor hacia el solicitante.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...