5 HECHIZOS CONTRA ENEMIGOS



PARA VENCER A UN ENEMIGO

- Se hacen dos cortes en una lima (fruto), uno horizontal y el otro vertical, asegurándose de no cortar el fruto en cuatro partes. Se coloca en medio de la lima un pedazo de papel pergamino escrito con el nombre del enemigo a vencer o dominar. Después, el fruto se mantiene cerrado con dos alfileres largos de acero, y se pone en un vaso común nuevo, junto con un poco de sal, vinagre y cenizas. Se deja así hasta obtener el resultado deseado y luego se pone en una blanca y se echa a la basura.


- Este hechizo requiere el empleo de un trozo de piel de víbora y un poco de aceite de víbora (aceite de arrastrada). El nombre del enemigo se escribe en un pedazo de papel pergamino, que después se sumerge en el aceite de víbora. Luego, el papel se cose a la piel de víbora, que se ha cortado previamente de manera que quepa dentro de un zapato. La piel de víbora se pone dentro del zapato, de forma que uno pise siempre el nombre del enemigo. El significado simbólico del ensalmo es que la víctima se arrastrará a los pies de uno, indefensa y humillada, en la misma forma en que una víbora se arrastra por el suelo.

- Una práctica común es poner en una yarda (0.9144 m) de tela negra un poco de apazote junto con un artículo usado por la víctima. Todos los materiales se envuelven en el trapo, que se entierra bajo un cactus espinoso al sonar la media noche.
 
PARA APACIGUAR A UN ENEMIGO

- Se recomienda hervir cuatro huevos y hundirlos en una mezcla de manteca de cacao, aceite de almendra y bálsamo tranquilo.

Entonces los huevos se envuelven en un trozo de algodón blanco y se dejan bajo un árbol grande, preferentemente una ceiba o un encino. Es útil invocar a Obatalá para que ayude a pacificar y controlar al enemigo.


PARA DESHACERSE DE UN ENEMIGO

- Uno de los hechos mágicos más efectivos es rociar a la puerta del enemigo los polvos siguientes: polvos voladores, precipitado rojo, polvo de ajo, semilla de comino, sal y un poco de cenizas de agarro. La persona así embrujada no durará mucho en ese domicilio, cambiará de lugar y dejará de molestarte.


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...