AÑAPERO, TÓTEMS DE ANIMALES MEDICINA


A este pájaro se le suele llamar el halcón nocturno, pero no es un halcón en absoluto, sino un primo cercano del chotacabras. Tiene un plumaje jaspeado blanco, negro y color ante, que refleja ese punto intermedio entre el día y la noche al que llamamos ocaso. Y es que es precisamente al anochecer cuando el añapero está más activo, un momento del día relacionado con las hadas, los elfos y el despertar de los espíritus.
 
El añapero es por tanto un pájaro de ese mundo «entre dos luces», e incluso dicen haberle visto sirviendo de montura a los habitantes del Reino de las Hadas.

 
El añapero pertenece a una familia de aves que recibía antiguamente el nombre de «chupacabras», debido a que la gente creía que estos pájaros chupaban la leche a las cabras. Esta idea quizás tuvo su origen en la antigua creencia de que había hadas y elfos pícaros que robaban la leche de las cabras y las vacas de las granjas cercanas a su hábitat. En aquellas épocas, en las cuales no se disponía de explicaciones racionales, la gente atribuía muchas fechorías e infortunios a los elfos y las hadas, como el que la leche se agriara, que desaparecieran objetos o, incluso, el robo de leche. Y dado que los añaperos y otros «chupacabras» estaban más activos al anochecer y durante la noche (tiempo de actividad de elfos y hadas), se pensó que debían ser las monturas de los seres feéricos.
 
El añapero tiene el pico pequeño, pero tiene una boca ancha; caza al anochecer y se alimenta de insectos, que captura y devora en el vuelo. Todo esto nos dice mucho de las personas que tienen al añapero como tótem, pues son personas tan activas que parece que vivan a la carrera. Pero sería conveniente que prestaran atención a esos momentos «entre dos luces» —amanecer, anochecer, medianoche, mediodía, todos aquellos momentos que no son ni una cosa ni otra—, pues son momentos de gran inspiración y poder en los que su rendimiento se incrementará.
 
A diferencia de otros chotacabras o chupacabras, al añapero se le ve más que se le escucha. Mucha gente los ve por las noches, pero no se dan cuenta de lo que están viendo, y de ahí que esto se interprete en relación directa con las hadas y los elfos, que pueden estar por todas partes sin que nadie les vea.

 
Si un añapero ha entrado en tu vida, convendrá que analices algunos aspectos de tu vida cotidiana. ¿Te sientes abandonado? ¿Estás descuidando o incumpliendo con otras personas importantes de tu vida? ¿Estás intentando ganarte la atención de los demás cuando deberías de estar centrado en hacer lo que tienes que hacer? ¿Estás intentando llamar la atención de algún modo? ¿Lo está intentando alguna otra persona cercana a ti? ¿Te sientes atrapado en tu vida y como si fueras incapaz de conseguir nada que realmente valga la pena?
 
El añapero te enseñará a cumplir con tus obligaciones, y te enseñará a hacerlas bien por el mero placer de hacerlas, en lugar de por llamar la atención de nadie. Cuando tú hagas bien lo que tienes que hacer, los demás también lo harán bien contigo.
 
El añapero no construye nidos, sino que pone normalmente dos huevos directamente en el suelo. Esto resulta enormemente significativo, porque nos indica que el añapero no necesita ningún tipo de glamour, que ve toda la tierra como su propio nido. El hecho de que los huevos sean dos tiene también un significado simbólico para aquellos que deseen explorar las correspondencias numerológicas.
 
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...