CORRECAMINOS, TÓTEMS DE ANIMALES MEDICINA

 
El correcaminos es un pájaro veteado, de alrededor de 60 centímetros de largo, que exhibe una llamativa cresta en la cabeza; aditamento que, al igual que en otras especies, es el reflejo de una activación de las facultades mentales. 
 
Por otra parte, vive en terrenos poblados de cactus y mezquites, plantas cuyas características deberán conocer también todos aquellos que consideren al correcaminos como tótem.

 
El correcaminos come enormes cantidades de saltamontes, por lo que también convendrá estudiar las cualidades y las características de su principal presa, pues te ofrecerá ideas sobre el papel que puede jugar en tu vida el correcaminos. 
 
El correcaminos es, en realidad, un cuco que se quedó a vivir en el suelo y que, por tanto, está muy bien adaptado a la vida en este ámbito. De hecho, es casi incapaz de volar, y son raras las ocasiones en que lo intenta. Sin embargo, destaca por su habilidad para correr a gran velocidad, pues puede alcanzar casi los 30 kilómetros por hora.
 
El correcaminos te puede transmitir una gran agilidad y velocidad mental, permitiéndote así transformar tus procesos de pensamiento; de tal modo que, mentalmente, quizás te resulte más fácil detenerte en seco para, seguidamente, echar a correr en otra dirección si es necesario.
 
Este ave utiliza la cola a modo de freno aerodinámico, por lo que te puede ayudar a frenar el proceso mental y cambiar de dirección; pero también implica una activación de la kundalini y, por tanto, la posibilidad de manifestar tus ideas. En vez de pasarte la vida haciendo planes para luego no hacer nada, se te darán ahora más oportunidades para planificar y poner en acción esos planes.
 
Las personas que tienen al correcaminos como tótem se pasan la vida pensando, y no resulta nada fácil seguir su línea de pensamiento. Pero, si aminoran un poco la marcha, pueden mostrarte conexiones y sugerirte ideas que no creías posibles. Pero su cabeza no para.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...