ORACIÓN A MARÍA DESATA NUDOS PARA DESHACER ENFERMEDADES Y PROBLEMAS DE SALUD


María Desata Nudos te ayudará a romper los nudos que afecten a tu salud y dando alivio a tus enfermedades. Reza su oración con todo tu corazón y si te es posible pon junto a su imagen una vela de color blanco. Confía en ella, pues es milagrosísima.
 
ORACIÓN
 
Virgen María, mira aquí,
son tantos nudos en mi,
ayúdame Santa Mujer, solo,
no los puedo deshacer.

Todo mi cuerpo padece,
esta cruel enfermedad,
el dolor que me domina,
mi alma no soportará.


Yo no estoy, ya preparado para este final,
¿Será quizá esta prueba que yo deba superar?

No soy santo,
ni merezco ser un mártir en el cielo.
Soy pecador te confieso,
dame más tiempo te ruego
para mi vida cambiar.

Tan solo tiempo te pido,
para pedir perdón a los que ofendí,
para perdonar y para devolver
bondad y amor sin fin.

Cuando mi espíritu prepare,
te pediré de igual modo que me lleves a tu lado.

Con tu poder infinito,
que los nudos desatas
quita de mi mal una parte
que me pueda alivianar.

Si tú desatas mis nudos,
¡Oh Virgen!; yo te prometo,
  traerte mi alma, mis sueños,
todo mi amor completo.

Madre nuestra, Madre mía,
Aboga por mí en el cielo.

¡Amén!

 Rezar tres Ave Marías.

Para mostrarnos la misión otorgada a la Virgen María por su Hijo, una artista desconocida pintó a María la desatadora de nudos, con gran gracia. Desde 1700, su pintura ha sido venerada en la Iglesia de San Pedro en Perlack, Alemania.
 
Originalmente se inspiró en una meditación de San Ireneo (Obispo de Lyon y martirizado en 202) basada en el paralelo hecho por San Pablo entre Adán y Cristo. San Ireneo, a su vez, hizo una comparación entre Eva y María, diciendo:

" Eva, por su desobediencia, ató el nudo de desgracia para la raza humana; mientras que María, por su obediencia, la deshizo".

¿Pero cuáles son estos nudos?

Son los problemas y las luchas que enfrentamos para los cuales no vemos ninguna solución.


Nudos de discordia en su familia, falta de comprensión entre padres e hijos, falta de respeto, violencia, nudos de profundas heridas entre el esposo y la esposa, la ausencia de paz y alegría en el hogar.

También son los nudos de la angustia y la desesperación de las parejas separadas, la disolución de la familia, los nudos de un hijo o hija drogadicto, enfermos o separados de su hogar o Dios, los nudos del alcoholismo, la práctica del aborto, depresión, desempleo, miedo, soledad...

¡Ah, los nudos de nuestra vida! Cómo asfixian el alma, nos golpean y traicionan la alegría del corazón y nos separan de Dios.

La devoción a María desatadora de Nudos no es nueva. La devoción tiene más de 300 años. Sin embargo, no se basa en una aparición de la Virgen María a una persona, o personas, como en Lourdes o Fátima, sino que es una devoción venerada como muchas otras en la Iglesia Católica, a pesar de que la Virgen María es solo una.

La devoción a María Desata Nudos se está volviendo cada vez más conocida en muchos países diferentes, y la Novena se ha impreso en 19 idiomas, así como en Braille. En los últimos 4 años, el Santuario de María Desata Nudos ha recibido a más de 600,000 peregrinos de todo el mundo.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...