VIRGEN DE REGLA, SU ORACIÓN MAS MILAGROSA PARA PROTECCIÓN, SALUD Y NECESIDADES



ORACIÓN
 
¡Oh, Santísima y dulcísima Virgen María,
Madre de Dios, Hija del Sumo Rey 
y Señora de los Ángeles,
Madre del Creador de todos,
Reina de las misericordias,
inmenso abismo de piedad!

Tú nos recibes bajo tu protección y amparo
a todos los que solicitamos favor,
remediando poderosa, las necesidades
de todos los que afligidos te invocan
como lo refieren las historias,
y pregonan los que en todos los tiempos
han implorado tu patrocinio
visitando devotamente tus templos,
y especialmente el Santuario en imagen de Regla,
en que parece has querido
ostentar más tu poder y caridad,
pues en este templo, y por esta tu imagen,
todos hallan su remedio y su consuelo.

Los navegantes en las mayores tempestades,
invocándote como Señora de Regla se libran
 de tan manifiesto peligro y en las navegaciones 
más dilatadas y peligrosas,
haciendo voto a su Santuario de Regla,
logran con felicidad el puerto que desean.

Los perseguidos de sus enemigos
se salvan por la devoción a esta tu imagen.

Los enfermos de todas las enfermedades
en ésta tu casa y por ti sanan.

Los miembros débiles e impedidos,
aquí cobran fuerzas y, generalmente,
todos los males aquí tienen remedio,
como lo publican las paredes de este templo
y los milagros puestos en ellas.

Venerando ¡Oh Reina del Cielo!
ésta tu imagen de Regla
imploramos tu patrocinio y favor pidiéndote
nos alcances de tu Hijo precioso,
el consuelo de una buena conciencia,
salud y fuerzas para servirte y venerarte;
el remedio de nuestras necesidades
y especialmente el de aquella
por quién os hacemos esta oración.

(Hacer la petición)
 
Esperamos Señora, por tu intercesión
conseguir lo que pedimos,
aunque lo desmerecen nuestras culpas 
por la eficacia de tus ruegos.
 
Amén.
 
Según la leyenda, la estatua de la Virgen de Regla fue encargada por el propio San Agustín (354-430) y traída por San Cipriano, diácono, después de la muerte de San Agustín y durante la invasión de los vándalos a las costas del sur de España.
 
La estatua encontró un nuevo hogar en la ciudad portuaria de Chipiona y fue venerada en el monasterio local por cánones agustinos y ermitaños africanos.

En el siglo VIII, la invasión de los sarracenos a Andalucía obligó a la estatua a pasar a la clandestinidad. De hecho, los monjes escondieron la imagen en una cisterna junto a una higuera donde permaneció hasta la liberación del país por Alfonso X el Sabio en el siglo XIII. En ese período, Nuestra Señora se manifestó ante un canónigo regular de León a quien le señalaba hacia el lugar donde estaba escondida la estatua. La cisterna y la higuera aún existen, y la ubicación se llama Humilladero.
 
La fiesta patronal coincide con la fiesta del cumpleaños de María el 8 de septiembre. Se celebra con una procesión en conmemoración a la del 8 de septiembre de 1588, cuando la orgullosa Armada española navega hacia Inglaterra.
 
Los historiadores evalúan el número de participantes en esta grandiosa manifestación de devoción en ochenta mil y la longitud de la procesión en nueve kilómetros. La devoción a Nuestra Señora de Regla alcanzó su cenit en el siglo XVIII.
 
La devoción a "Nuestra Señora de Regla" se practica incluso hoy, no solo en España sino también en Cuba, en un lugar de La Habana, llamado Regla, en Miami, México, República Dominicana, Filipinas y los Países Bajos.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

LA DIVINA PASTORA, ORACIÓN PARA CONSEGUIR UN RUEGO MUY DIFICIL Y URGENTE

Santísima Madre de Dios, Virgen Hermosa, Divina Pastora de la almas, ruega hoy a Dios por mi, con todo tu amor infinito, con tod...