2 ANTIGUAS ORACIONES MAYAS

 
¡Oh Ajaw Tz'ikin,
Ajaw de los Pájaros!

¡Oh Corazón del Cielo,
Corazón de la Tierra!

Ajaw que estás en el cielo,
que estás en la tierra,
que estás en los campos,
que estás en las veredas,
que estás por los ríos,
que estás en el mar,
que estás en la ciudad:

Escúchame, Perdóname, Encamíname,
no me desampares.


Ayúdanos a caminar,
ayúdanos a conducirnos,
ayúdanos a ser cada día mejores
para ayudar a los demás,
para ayudar a nuestras familias y comunidades,
para ayudar a nuestros semejantes.

 
¡Oh Ajaw Tz'ikin,
Ajaw de los Pájaros!

¡Ajaw, Corazón del Cielo,
Corazón de la Tierra!

Danos fuerza,
danos sabiduría
danos entendimiento.

No nos dejes, no nos desampares,
ayúdanos a encaminarnos,
ayúdanos a conducirnos,
a obtener conocimientos
para ayudar a los demás.

Corazón del Cielo,
Corazón de la Tierra,
escúchanos.

 
 Oración a los ancestros mayas
 
Pedimos ahora con pensamientos y alma
que estemos unidos en el dolor de una familia,
de una nación y de una generación de los sagrados mayas,
el Maestro se ha ido y los sacerdotes nos han dejado
para volver al mundo.
 

Destino de los consagrados.
Nuestra Madre Naturaleza,
truena y llora de dolor
porque los defensores se han acostado.
porque están de luto.
 

¿Quién será para ella y quién para nosotros?

La lucha es ardua y decidida
por la defensa y conservación de nuestra cultura maya,
demostrada por nuestros ancestros mayas,
que fueron ejemplos dignos de alabanza y admirables.

A pesar de los dolores,
nunca dejaron de completar sus misiones,
siempre presentes en todos los corazones
en los tiempos de angustia.

Viajaron por senderos
hasta los cuatro puntos cardinales,
viajaron montañas altas y bajas,
recorrieron aldeas grandes y pequeñas,
adoraron en altares antiguos y nuevos.
Visitaron aldeas que estaban en silencio
y las que eran ruidosas,
visitaron familias con esperanza y sin esperanza,
Asistieron llorando enfermos,
y consolaron a los afligidos y sus quejas.

Rezaban por los pobres,
porque eran pobres,
oraron por los ricos,
para ablandar sus corazones.

Lloraron por el dolor de los demás,
lloraron por los caídos,
lloraron por los mártires,
lloraron por la falta de comprensión.

Orientaron a los viejos y jóvenes,
plantaron sus sabias enseñanzas
y la sagrada religión maya
en los corazones de jóvenes y adultos.

¡Oh, queridos maestros,
nos hicieron imposible entender su mensaje!

Los antepasados ​​hicieron ofrendas para nuestros hijos, hicieron ofrendas para traer el maíz,
hicieron ofrendas para la paz y el amor,
hicieron ofrendas para la esperanza de los mayas
para hoy y para el futuro.

¡Oh guías mayas!
Han vuelto al lugar de los consagrados.
Deseamos que sus espíritus
descansen en paz y satisfechos,
porque lo que plantaron
con sus ejemplos y paciencia en esta tierra
nació y nació en los corazones mayas
de hoy y de mañana.

Que descansen en paz,
aquellos que en la vida fueron
nuestras Abuelas y Abuelos.

 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

LA DIVINA PASTORA, ORACIÓN PARA CONSEGUIR UN RUEGO MUY DIFICIL Y URGENTE

Santísima Madre de Dios, Virgen Hermosa, Divina Pastora de la almas, ruega hoy a Dios por mi, con todo tu amor infinito, con tod...