ORACION AL SANTO NIÑO DE LA SALUD PARA NECESIDADES GRAVES


El santo Niño de la Salud es una advocación del Niño Jesús que se venera en la ciudad de Morelia.  Es una milagrosa imagen que cuenta con muchísimos devotos ya que además de ayudar en problemas de salud, también lo hace en peticiones de todo tipo de necesidades.

ORACIÓN
 
¡Oh Santo y Bendito
Niño Jesús de la Salud!

Pues manantial de salud
es tu imagen hermosa,
la salud de cuerpo y alma
dadnos con mano piadosa.


Imagen sois del Dios vivo
cuya infinita virtud,
dio libertad y salud
al mundo enfermo y cautivo.

Remedio espiritual fuisteis del mundo
y esta imagen os pregona
medicina universal,
belleza tan celestial
!que pena no hará dichosa!

Creo en la bondad infinita de tu corazón,
por ello te pido con humildad:
remedia esta gran necesidad
en la que me encuentro.

Remedia esta pena que me agobia.

¡Oh amabilísimo Niño Jesús!, 
que dijiste:
"Pedid y recibiréis";

Dígnate escuchar
benignamente la súplica que te hago
en esta penosa y grave dificultad
y concédeme favorablemente
la gracia que solicito:

(hacer aquí la petición)

si es para mayor gloria tuya
y bien de mi alma.

Así sea.
 
A mitad del siglo XX, una familia de Morelia vivía muy contenta por tener una imagen del Niño Dios a la que le daban un especial cariño, sin embargo un día de tantos un miembro de la familia enfermó gravemente por lo que todos los demás le pidieron al Niño por su salud, y milagrosamente sanó, tras este suceso poco a poco la noticia del milagro se propagó en los alrededores.
 
Conforme pasó el tiempo, la afluencia de visitas a la "pequeña imagen" aumentó y los dueños la colocaron en un altar, y la fama de los portentos del Niño llegó a oídos del arzobispo P. Don Luis M. Altamirano quien visitó la imagen en el domicilio de la familia y fue testigo de la aglomeración creada por los fieles.

Después de esto la familia se vio obligada a donar la imagen para que de esta forma el Niño pudiera ayudar a un mayor número de dolientes, y así el 15 de diciembre de 1957 llega al Convento de Nuestra Señora del Carmen.

Aquí se le colocó en un altar, pero también fue insuficiente el espacio debido a la gran cantidad de gente que acudía en su auxilio, razón por la que se tomó la decisión de construirle un templo dedicado al Niño de la Salud, advocación que recibió debido a que la mayoría de los fieles que acudían, buscaban sanar a sus familiares.

Se comenzó con la construcción del templo y se edificó rápidamente gracias a los donativos de la gente bendecida por los milagros del Niño. Sus milagros fueron tantos que su veneración rebasó el estado de donde provenía y en otros lugares de la República Mexicana y algunos países de Centroamérica recibe cantidades enormes de fieles que lo buscan para ser bendecidos.

Durante el mes de abril recibe varios festejos, sin embargo, el día 30 es la fecha más importante de ellos, y principalmente acuden miles de peregrinos provenientes de diversas partes de México y de USA. También los días 21 de cada mes se realizan misas solemnes en su nombre.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...