DR. JOSE GREGORIO HERNANDEZ, MILAGROSA ORACIÓN PARA PEDIR LA CURACIÓN DE UN ENFERMO


El doctor José Gregorio Hernández puede ser considerado el venezolano más conocido de todos los tiempos. Fue glorificado debido a su sincero servicio a la gente, a quien nunca se había negado a ayudar, ni en el tratamiento, ni en el conocimiento científico y la reconfortante palabra de bendición.
 
Los venezolanos contemporáneos valoraron a José Gregorio Hernández no solo por su contribución a la medicina que comenzó a florecer en su época, sino sobre todo por su benevolencia, sinceridad y apertura de su alma. Se apresuró a ayudar en la primera llamada y nunca hizo preguntas sobre si sus servicios de médico serían pagados o no. Nunca diferenciaba entre pacientes ricos o pobres, pero se le veía más a menudo en los barrios pobres de los campesinos.
 
ORACIÓN

Señor, estoy sufriendo mucho
por buscar tan solo mi propio bien.
En todas partes veo mi imagen,
líbrame de mi egoísmo
y a imitación de tu Siervo
José Gregorio Hernández,
concédeme comprender y amar al prójimo,
especialmente al más necesitado
e imitando sus virtudes me acerque más a Ti,
que eres la fuente de toda bondad.

OH, Dios, tu que velas
con incesante providencia
por el bien de tus criaturas,
Tú, divino Señor,
que por medio de tu Hijo,
nos has dicho que busquemos para encontrar
y que llamemos para que se nos responda, 
invoco en tu nombre
al Dr. José Gregorio Hernández
para sanar a esta criatura_______
en el nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo.

Que su fluido de bondad
y deseo de ayuda al necesitado
penetre en esta criatura que desea ser sanada,
 infundiéndole, con tu divino poder, salud,
vigor, vitalidad y deseo de recuperación,
y asimismo traiga a su mente,
fortaleza, animo y paz.

Os suplicamos Señor,
que le deis fuerza para resistir el mal y vencerlo.

Gracias, Oh, Dios, te doy,
por tu bondad infinita.

Hágase tu voluntad,
te lo pedimos de corazón.

Amen.

La vida del «doctor de los pobres» estaba vinculada con la iglesia católica con los vínculos más estrechos. Hernández era una persona muy piadosa, y hasta tal punto, que dos veces durante su estancia en Europa intentó convertirse en monje en monasterios con regulaciones muy severas. Pero la salud débil no permitió que el sueño de José Gregorio se hiciera realidad. El destino podría haberle exigido algo diferente: el heroísmo sacrificial cotidiano en el sincero servicio a la gente.


La vida de José Gregorio llegó a un abrupto final. El día 29 de junio de 1919, en la encrucijada de La Pastora, distrito colonial de Caracas, el "doctor de los pobres" fue atropellado por un automóvil.

Han pasado décadas desde ese trágico evento, y con cada año que pasa, la fe de los venezolanos en la santidad de José Gregorio Hernández y su don divino sanador se fortalece.

La imagen del «doctor de los pobres» puede verse en todas partes: en los íconos hechos a mano, carteles, llaveros y amuletos, calendarios y sellos. Probablemente no exista una sola casa en Venezuela que no tenga una estatua modesta de un hombre con un traje negro y un sombrero. Mucha gente le da a sus hijos el nombre de José Gregorio durante el bautizo.

Invariablemente, se recurre a este hombre con una oración de ayuda, cuando llega una desgracia a la casa, y si se va, la gente no escatima las palabras de gratitud. ¡José Gregorio nunca ha rechazado a los que sufren!



 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

LA DIVINA PASTORA, ORACIÓN PARA CONSEGUIR UN RUEGO MUY DIFICIL Y URGENTE

Santísima Madre de Dios, Virgen Hermosa, Divina Pastora de la almas, ruega hoy a Dios por mi, con todo tu amor infinito, con tod...