SAN PANTALEÓN, ORACIÓN PARA PEDIR SANAR DE ENFERMEDADES Y MALES


ORACIÓN

Oh, médico de almas y cuerpos,
con compasión y el corazón contrito
 me presento ante ti,
y gimiendo te suplico:

Sana las enfermedades,
sana las pasiones de las almas
y de los cuerpos de tus siervos...

(Decir los nombres)


 
Sana también a todos los necesitados,
y ruega a Jesús que nos perdone,
de todas las transgresiones cometidas,
voluntarias e involuntarias,
porque sabes que aunque pecadores,
el fondo de nuestro corazón es bueno,

y una vez perdonados quedaremos curados
de toda enfermedad, por favor,
escucha y ten misericordia.

¡Santo gran mártir y sanador Pantaleón,

imitador de la misericordia de Dios!

Míranos en tu bondad amorosa
y escúchanos a nosotros, pecadores,
que te ofrecemos oraciones sinceras
postrados ante tu santa imagen.

Suplica a Dios por nosotros,
quienes a causa de nuestros pecados
estamos poseídos por enfermedades amargas
sin tener ayuda ni consuelo,
y recurrimos a ti en busca de refugio,
ya que se te ha dado la Gracia para orar por nosotros
y para curar todo mal y toda enfermedad.

Amén.
 
San Pantaleón era un médico cristiano al servicio del emperador Maximino. El mal ejemplo de sus compañeros cortesanos, sin embargo, lo sedujo y abandonó la Fe. Por la gracia de Dios, fue devuelto a la fe por un sacerdote celoso llamado Hermolao.

 
Pantaleón continuó practicando la medicina y regaló la herencia de su padre a los pobres. Muchos se curaron milagrosamente por su intercesión cuando las medicinas resultaron inútiles.
 
Eventualmente, su reputación era tal que Maximino lo había capturado y llevado a la corte. Pantaleón profesó su Fe sin miedo, incluso ofreciendo un desafío de poder a los médicos paganos en la corte.
 
Trajeron a un hombre con parálisis y las artes diabólicas no podían hacer nada para mejorarlo. Pantaleón oró: "En el nombre de Jesús, el Hijo de Dios, te ordeno que te levantes y estés bien". Y así sucedió.
 
Sin embargo, con la conversión de muchos de los testigos, el emperador se endureció aún más. Ordenó que el santo, que era su médico anteriormente, fuera clavado a un árbol y luego decapitado.
 
Sucedió en el año 308.
 
San Pantaleón es invocado contra las enfermedades pulmonares.
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...