ORACION PARA PEDIR BENDICION FINANCIERA FAMILIAR


Hay momentos en que nos encontramos en situaciones financieras difíciles. Podría ser de una pérdida de trabajo inesperada. Podría ser por falta de estudios o de oportunidades. O podría ser debido a una enfermedad, condición de salud o deudas o responsabilidades abrumadoras. Incluso podría ser de errores honestos que hemos cometido. No importa cuáles sean las causas, a veces nos encontramos en necesidad de algún tipo de ayuda financiera.
 
Como sabemos que Dios quiere que lo llamemos en tiempos de crisis y porque sabemos que debemos orar por cualquier decisión importante, es vital que primero pidamos a Dios, en oración, que nos ayude a encontrar soluciones positivas para nuestros problemas financieros. También podemos pedir a los santos su intercesión. Debido a que son santos que ya viven en el cielo, sus oraciones generosas fortalecen la nuestra.

 
Esta oración te ayudará para pedir bendiciones financieras a Dios:
 
ORACIÓN

Dios Padre Omnipotente y Generoso:

Dios Clemente y amoroso,
te ruego que nos bendigas con abundancia
a los miembros de mi familia y a mí.

Sé que tú reconoces que mi familia
es más que sólo una madre y un padre,
hermana y hermano, marido y esposa,
sino todos los que creen y confían en Ti.

Te envío esta oración de petición
de bendición financiera
para mí y para todos los que recemos esta oración,
y por ese poder del rezo unido
de los que creen y confían en Ti,
que es más poderoso que cualquier cosa
espero que todos salgamos beneficiados
y agradecidos por tu infinita bondad.

Te agradezco de antemano tus bendiciones.
Padre Dios, Espíritu Divino,
 libera de deudas y cargas a la persona que lee esto
 en este preciso momento  otorgándole
las gracias y el bienestar que tanto desea.

Lanza tu Sabiduría Divina
para que yo pueda ser un buen administrador
sobre todo lo que me vas a dar,
 que serán mis bendiciones financieras,
porque sé lo maravilloso y poderoso que eres
y cómo, si caminamos en Tu palabra
y tenemos la fe de una semilla de mostaza,
Tú derramarás bendiciones sobre nosotros,
y acrecentaras nuestros bienes.


Te doy las gracias Señor
por cumplir mis peticiones
y por las bendiciones que quedan por venir,
porque aunque sé
que no las has hecho conmigo todavía,
no tengo ninguna duda
de que me vas a socorrer ahora y siempre
para que yo pueda salir adelante holgadamente,
pues Tu mismo dijiste
"Pedid y se os dará".

Bendícenos Señor con el don de la abundancia,
haz que nuestras finanzas estén siempre saneadas
y no suframos escasez de bienes materiales.

Amén.

Rezar tres Padrenuestros y Gloria.


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...