SAN NORBERTO, ORACIÓN CONTRA ENEMIGOS, TRAICIONES Y CALUMNIAS

 
Podemos orar a San Norberto para que nos ayude a tener un gran amor por Jesús en el Santísimo Sacramento, también para hacerle nuestras peticiones con mucha fe de que  el dará cumplimiento a nuestras suplicas, especialmente en la protección contra enemigos y personas malvadas.
 
Un gran milagro ocurrió una vez mientras San Norberto estaba celebrando la misa. En el altar, justo antes de la Comunión, notó una gran gota roja de la Preciosa Sangre, todo ello rodeado de rayos de luz, que provenían del Sagrado Corazón. Se volvió hacia su diácono y le dijo:
 
"Hermano, ¿ves lo que veo?"
 
El diácono respondió: "Sí, padre".
 
La piedra del altar sobre la cual ocurrió este milagro siempre se ha mantenido en el monasterio de Floreffe.
 
ORACION A SAN NORBERTO
 
Oh, valiente paladín de la fuerza
y defensor entusiasta de la fe y la caridad,
a tus pies está un fervoroso devoto
y admirador de tus grandezas.

 
Siete flechas te solicito,
 una para mis enemigos,
otra para los calumniadores,
otra para los envidiosos,
 otra para los traidores,
 otra para los infieles,
 otra para los que no creen en la ira de dios
y la otra para los que se apartan
de la verdadera senda de la providencia.
 
Tu, mi adorado san Norberto,
que con tu valor domesticaste a las fieras
y venciste muchas veces al diablo,
podrás concederme los favores 
que te pido en esta oración,
por la santa cruz, que fue tu divisa.
 
A ti, el gran vencedor,
te pido confundas a mis enemigos
y los hagas venir a mí para yo perdonarlos
y llevarlos al sendero de la piedad santa.

Los ciervos y las fieras te obedecieron 
y fuiste el más sobresaliente paladín
de la cristiana prédica.

A tus pies, te pido que hagas que mi vida
se vea fuera de todo peligro
y pueda gozar en la tierra del fervor de dios,
para ser digno de tu bendición
en la hora de mi muerte.
 
Amén.
 
(se recomienda llevar una estampita o medalla de san Norberto, para tener protección del santo. Su fiesta es el 6 de junio. También conviene dedicar tres flores blancas a Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo o una vela de color blanco).
 

San Norberto no quería vivir cerca de la ciudad, por lo que eligió un lugar llamado Premontre, que estaba a unas diez millas de distancia de Laon. En Premontre, había un valle solitario en forma de cruz. Una capilla abandonada estaba allí, llamada así por San Juan Bautista. San Norberto se quedó en el valle y pasó la noche en oración. Allí se le apareció la Santísima Virgen María y le dijo que fundara una orden religiosa. La orden fue llamada los premonstratenses o norbertinos.

Gradualmente los hombres vinieron a unirse a San Norberto. Los primeros discípulos fueron siete jóvenes que provenían de familias ricas. Se unieron al santo sacerdote, abandonando todo, para seguir una vida de oración y penitencia.

Les dio la Regla de San Agustin y un hábito que explicaba:
 
“Toma y viste este hábito blanco. Es blanco para recordarte que, como sacerdote, siempre debes seguir siendo puro como los Ángeles. Siempre recuerda las palabras de Jesús: 'Bienaventurados los de corazón puro, porque ellos verán a Dios'. Continuó : “Quiero que unas tu trabajo como sacerdote con el estilo de vida monástico. Dios te bendiga."
 
Lo más querido para el corazón de San Norberto fue la formación de buenos y santos sacerdotes. Para ganar nuevos monjes, continuó sus esfuerzos misioneros. Le siguieron muchos y en poco tiempo, tenía cuarenta religiosos estudiando para sacerdotes. También tenía un gran número de hermanos laicos que vivían en las chozas alrededor de la capilla en Premontre.
 
La gente creía que el padre Norberto era un santo. La santidad de San Norberto y sus bondadosos compañeros, pronto ganó los corazones de la gente. Se hicieron verdaderos penitentes. ¡Toda la ciudad convertida! Tan grande fue el amor y la admiración por San Norberto, que fue llamado el "Apóstol del Santísimo Sacramento".
 
En 1134, el final de Norbert estaba cerca. Sus estrictos ayunos y penitencias, y su exposición al clima extremo, lo habían debilitado. Murió después de una larga enfermedad, el 6 junio de 1134.

 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...