HAZ 4 PETICIONES A SAN ANOFRE CON ESTA ORACIÓN Y RECIBIRÁS RESPUESTA ANTES DE 40 DÍAS

 
El culto a San Onofre se extendió durante las Cruzadas y se convirtió en el patrón de los tejedores, pero también se le implora para pedir bienes económicos y curar el dolor articular y el reumatismo.

San Onofre está representado tradicionalmente con una larga barba blanca y la parte inferior del cuerpo cubierta con un cinturón de ramas que vestía cuando estaba en soledad y no tenía ropa para vestirse.

ORACIÓN
 
De la leche os dio el sustento
una cierva en el camino,
nutriz que el cielo previno
para que os fuera portento
con natural alimento
desde vuestra tierna edad.
Sednos Onofre patrón
en cualquier adversidad.


En la Eucaristía os habló
el Oráculo Divino,
y dándoos nuevo destino
de un peligro os avisó,
del monasterio os mandó
pasar a la soledad.
Sednos Onofre patrón
en cualquier adversidad.

Setenta años penitente
en el yermo habéis vivido,
vuestro cabellos os vistieron
ocultando vuestra desnudez.
Sednos Onofre patrón
en cualquier adversidad.

De Dios para vuestros devotos
obtuvisteis con vuestros ruegos
librarles de rayo y fuego,
tempestades y terremotos,
y las gracias de Dios
que pidieran en sus suplicas.
Sednos Onofre patrón
en cualquier adversidad.

Glorioso San Onofre
confesor de las verdades
y consuelo de los afligidos,
obtenernos del Señor las gracias
que os hacemos en nuestra suplica.
Sednos Onofre patrón
en cualquier adversidad.

Tu que fuiste protector de los solteros,
sé también protector mío,
tu que fuiste protector de los casados,
se también protector mío,
tu que fuiste protector de los viudos
se también protector mío.
Sednos Onofre patrón
en cualquier adversidad.

Glorioso San Onofre,
por las cinco llagas de Jesús
pido que me concedas las gracias de:

(pedir hasta cuatro cosas distintas).

San Onofre,
por la sagrada pasión y muerte
de nuestro señor Jesucristo
pido que me concedas estas gracias
que urgente necesito,
esperando que por tu intercesión,
sea favorecido por Dios antes de 40 días.

Amen.

Rezar Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Quien guarde esta oración
no padecerá hambre, ni sed,
ni disgustos, ni le faltará dinero.

Todos los domingos, un ángel venía a traerle la Sagrada Comunión a San Onofre y éste le había anunciado la llegada de un anfitrión porque llegaba el final de su vida y, por lo tanto, San Pafnucio estaba destinado a enterrarlo.
 
Cuando murió la cueva se llenó de una luz divina y se escuchaba el coro de ángeles. Como San Pafnucio no podía cavar una tumba en esta tierra dura y seca, dos leones acudieron en su ayuda, cavando el suelo con sus garras.

Tan pronto como San Onofre fue colocado en su tumba, la cueva, la palmera y el manantial desaparecieron. San Pafnucio luego regresó a su convento donde le contó a los monjes su historia y luego él mismo regresó a hacer vida en el desierto.

 


 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...