ASNO (BURRO), TÓTEMS DE ANIMALES MEDICINA

 
Aunque la mayoría de las personas ven en él cualidades negativas, el asno no siempre tuvo esta fama, pues, al igual que ocurre con otros muchos animales, ha tenido significados contrapuestos a lo largo de los siglos.
 
En la astrología, se le relacionó con el planeta Saturno, probablemente debido a que Saturno es un maestro estricto, que insiste cuanto haga falta para que aprendamos las lecciones de la vida, por lo que quizás venga de ahí la vinculación del asno con la terquedad.

 
En la antigua Caldea se representaba a la diosa de la muerte montada sobre un asno, motivo por el cual se convirtió en símbolo de la muerte y, por consiguiente, de la vida post mortem.
 
Por otra parte, en la Colina del Palatino, en Roma, se encontró un crucifijo blasfemo en el cual se representaba a Jesús con una cabeza de asno, apareciendo sin embargo como símbolo de paciencia y humildad en emblemas y obras de arte medievales.
 
En el gnosticismo cristiano, se asoció al asno con los misterios de la entrada triunfal en Jerusalén, concretamente con el capítulo del Nuevo Testamento relacionado con el Domingo de Ramos, donde se dice que Jesús entró en Jerusalén montado sobre un asno blanco, mientras la gente agitaba palmas a su paso. Esta imagen de las Escrituras vendría a ser un símbolo del sendero del candidato que alcanza la victoria espiritual al transfigurar su vida, por lo que vendría a reflejar el reconocimiento que se les da a aquellos que manifiestan los más elevados potenciales interiores. El asno blanco sería, así pues, un símbolo de la sabiduría del alma, en tanto que las palmas serían el símbolo de su victoriosa consecución.
 
Si el asno fuera uno de tus tótems, deberías formularte algunas preguntas básicas: ¿Estás expresando tu propia sabiduría, o estás repitiendo las palabras sabias de los demás? ¿Exhibes la humildad que correspondería a tus logros? ¿Lo hacen las personas que te rodean? ¿Reconoces y valoras lo que has conseguido hasta el momento en el sendero de tu vida? ¿Hay alguna persona en tu entorno que no reconozca y valore lo que ha hecho o conseguido?

 
El asno es una promesa de sabiduría y el anuncio de nuevas oportunidades, de modo que no seas testarudo y déjate llevar por el flujo, y no te aferres exclusivamente a lo que has hecho hasta el momento. Recuerda que lo importante no es la meta, sino el sendero que lleva hasta la meta.
 
No seas complaciente y no te des por satisfecho, pues el asno anuncia mayores oportunidades y una sabiduría aún más elevada.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...