CONSEJOS PARA HONRAR A TU TOTEM ANIMAL

 
La primera ley que has de tener en cuenta es que el guía espiritual es quien elige a la persona y no persona quien elige al espíritu guía. Nunca vas a encontrar tu tótem si eres tu quién elige un animal porque te guste y haces de él tu tótem. No funcionará. Debes esperar a que sea tu propio tótem quien se manifieste en una o varias etapas de tu vida. Paciencia. Un guía espiritual debe estar en armonía con la persona y aparecer en el momento oportuno.

Una vez que tu tótem se te haya manifestado, la comunicación con el requiere de respeto reverente, también debes informarte de su hábitat y costumbres. Eres tu quién debe aceptar sus enseñanzas, no intentes domesticarlo, lo que debes hacer es honrarlo. Cuanto más importancia le das al espíritu guía, más te responderá.

 
No te creas que reconocer a un animal tótem es fácil, hay quienes se piensan que por haber soñado una vez con un animal ya han encontrado su guía. No, un animal tótem no se reconoce ni se muestra inmediatamente a una persona, ya que desconfían de su intención y conocimiento. Irá entrando en tu vida poco a poco, dejándose ver pero con desconfianza.
 
Tu animal tótem es sensible a tus estados de ánimo, a tus circunstancias, a los sucesos que ocurren en tu vida. El primer paso es que aprenda a confiar en ti, ya que al igual que tu aprenderás a conocer sus costumbres el debe aprender tus necesidades y deseos. Esto es algo que lleva tiempo, paciencia y práctica.
 
Estos son algunos consejos de los nativos americanos. Entre ellos por supuesto se incluyen los relacionados con los tótems animales o espíritus guías.
 
Agradece al Creador siempre
por lo que tienes, o por lo que recibirás.
 
Nunca tomes más de lo que necesites.

Usa todo lo que tengas o
regala lo que no necesites.

Todo en la tierra está vivo.
Todo en la tierra tiene un propósito.
Todo en la tierra está conectado.
Todo en la tierra debe ser abrazado.

Honra a tu espíritu guía animal.

Usa ropa, adornos e incluso joyas
 que reflejen a tu tótem.

Prepara un espacio con fotos, recuerdos,
talismanes o amuletos
que tengan relación con tu tótem.

Investiga sobre su vida y costumbres.
Visita el hábitat de tu guía espiritual.

Ayuda a proteger su hogar,
aporta tu tiempo y los recursos que puedas
para mantenerlo o mejorarlo.

Presta atención a los mensajes
que tu guía animal te envíe,
cada uno de ellos es una lección de vida.

Medita con tu amigo y guía espiritual,
contemplaros mutuamente,
demostraros vuestro cariño y complicidad.

Da gracias al Creador y a tu guía por su ayuda,
recompénsalo siempre que tengas oportunidad,
pasear en compañía mutua es excelente.

Comprende que los mensajes que recibas
 pueden ser de naturaleza negativa o positiva.
Tu simplemente presta atención, escucha.
Y no olvides que aunque el mensaje parezca negativo
siempre va a aportar algo positivo a tu vida.


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...