TEJÓN, TOTEMS DE ANIMALES MEDICINA


El tejón es el gigante de la familia de la comadreja, por lo que sugiero también su estudio a quienes tienen al tejón como tótem.
 
El tejón es gris, negro y pardo, y tiene una banda blanca que le va desde la nariz hasta la nuca, rasgo que simboliza la gran apertura mental del tejón, que pasa por ser el guardián de gran parte del conocimiento de otros animales y de la misma Tierra.
 
El tejón es un animal que tiene la apariencia de estar gordo, cuando en realidad es musculoso y fornido. Tiene una piel muy holgada, con lo cual evita que los mordiscos de otros animales le causen graves daños; y, por otra parte, tiene unas mandíbulas extraordinariamente fuertes.
 
Las mandíbulas son símbolo de expresión poderosa, hecho que vincula al tejón con los misterios de la «palabra», concretamente con la magia del relato de historias, del cuentacuentos:
 
«Solo os pediría que recordarais una cosa —dijo el Tejón—, que las historias que la gente cuenta cuidan de la gente. Si te llega alguna historia, cuida de ella; y regálala cuando sea necesario. Hay veces en que una persona necesita más de una historia que de la comida para mantenerse con vida. Esa es la razón por la que nos guardamos estas historias en la memoria unos a otros, pues así es como las personas se cuidan».
 
El tejón es un experto de las excavaciones, además de ser muy rápido en ello, pues puede sacar a la superficie una tuza o un topo antes de que le dé tiempo a reaccionar. Esto lo vincula con los espíritus de la tierra y con los gnomos de las tradiciones populares, pero también indica la capacidad de ver lo que hay por debajo de la superficie en todo.
 
El tejón vive en un complejo de madrigueras subterráneo al que denominan «tejonera», que dispone de varias estancias, además de una letrina y de cámaras de almacenaje, todo lo cual apunta a los niveles ocultos bajo la superficie de las cosas del mundo exterior.
 
El tejón está activo tanto de día como de noche, y su dieta es carnívora, alimentándose principalmente de roedores como conejos, tuzas, ratones, ardillas y otros moradores subterráneos. De hecho, caza muchos roedores perjudiciales para las cosechas, y almacena a sus presas o partes de ellas en la tejonera. Este es el motivo por el cual se dice de él que es el guardián de las historias de otros animales.
 
Sin embargo, es un animal poco sociable, pues no se «relaciona» con los demás, ni siquiera con los de su propia especie, lo cual quizás explique por qué las historias son su medio simbólico de comunicación, pues para una persona con la medicina del tejón suele resultar más fácil relacionarse a través de historias y relatos que tener que hacerlo directamente.
 
Las crías, de las que suelen tener dos o tres, nacen en mayo o junio, si bien la familia se separa siempre con la llegada del otoño, momento en el cual los jóvenes tejones y el padre se marchan cada uno por su lado para buscarse un nuevo hogar.
 
En ocasiones, el padre colabora en las labores de cría; pero, en términos generales, los tejones son muy solitarios, se sienten muy cómodos en soledad y son muy independientes, por lo que pueden enseñarte a ser autosuficiente, o bien indicarte el modo de enseñárselo a los demás.
 
El dachshund (perro tejón), más conocido como perro salchicha, se crió específicamente para cazar al tejón, para hacerle salir de la tejonera, por lo que es posible que los dueños de perros de esta raza tengan algo de la medicina del tejón o puedan conectar fácilmente con ella.
 
Debido a sus cualidades como excavador, el tejón tiene un amplio conocimiento sobre todo lo que hay bajo la superficie de la tierra, como minerales, raíces y otras plantas y hierbas, lo cual le convierte en un tótem sanador.
 
En este papel, el tejón puede llegar a ser en ocasiones bastante agresivo, pero su medicina da normalmente resultados, de ahí que como tótem pueda transmitirte los conocimientos largo tiempo olvidados de los poderes místicos y curativos de las raíces.
 
El tejón es audaz y fiero, y nunca se rinde; por lo que, si un tejón ha entrado en tu vida, deberías hacer algunas reflexiones: ¿Estás profundizando lo suficiente, o te has rendido ya? ¿Lo está haciendo alguien de tu entorno? El tejón podría indicar la conveniencia de ir más allá de lo superficial; podría anunciar una época de intensa conexión con la tierra y con sus espíritus animales; podría estar sugiriéndote que te inspires en las historias que te fascinaban e intrigaban cuando eras niño; o podría ser el símbolo de algo que está ocurriendo o está a punto de ocurrir en tu vida actual.
 
En cualquier caso, siempre que aparezca el tejón se darán oportunidades para que desarrolles la autoexpresión, la independencia y la autosuficiencia, pues te dice que ha llegado el momento de contar una historia distinta de ti y de tu vida.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

LA DIVINA PASTORA, ORACIÓN PARA CONSEGUIR UN RUEGO MUY DIFICIL Y URGENTE

Santísima Madre de Dios, Virgen Hermosa, Divina Pastora de la almas, ruega hoy a Dios por mi, con todo tu amor infinito, con tod...