RINOCERONTE, TOTEMS DE ANIMALES MEDICINA


En la actualidad existen cinco especies de rinocerontes, dos en África y tres en Asia, diferenciándose el rinoceronte africano del indio en que el primero tiene dos cuernos. Pero convendrá que determines la especie exacta de tu tótem, pues te proporcionará ideas más específicas, inclusive con relación a posibles vidas pasadas en aquellas zonas del mundo donde se encuentra esa especie.



 
El rinoceronte es un superviviente de la era de los mamíferos gigantes, y toma su nombre de la palabras, rhino y keras, que significan «nariz» y «cuerno», respectivamente. Todos los rinocerontes son, básicamente, animales solitarios, y  precisamente por el hecho de que son los descendientes de especies tan antiguas traen consigo cierta energía de confort en la propia soledad; es decir, nos enseñan a sentirnos cómodos con nosotros mismos y, por otra parte, encarnan el antiguo axioma de las escuelas de misterios de «¡Conócete a ti mismo».
 
El rasgo más significativo del rinoceronte es, claro está, su cuerno; que, a diferencia de la mayoría de los animales astados, lo tiene situado sobre la nariz, y no en la parte superior de la cabeza. Aunque, simbólicamente, todos los cuernos proporcionan una sensibilidad superior, en el caso del rinoceronte el cuerno dota a aquellos que lo tienen como tótem de una gran sensibilidad en el sentido olfativo.
 
El sentido del olfato ha sido siempre símbolo de la discriminación superior, del idealismo espiritual y de la aplicación de la sabiduría superior, hecho que queda ejemplificado en el desarrollo sensorial del rinoceronte, puesto que, aunque tiene una visión relativamente pobre, tiene muy desarrollados los sentidos del olfato y del oído.
 
Si el rinoceronte se te ha aparecido como tótem, tendrás que examinar tu propio sentido de discriminación innato. ¿Acaso no confías en tu propia sabiduría interior, en lo que tú sabes que funciona? ¿Desconfías de las bases de tu propio aprendizaje? ¿Olvidas que, en última instancia, nadie te conoce mejor que tú mismo? ¿Te estás quedando solo con las apariencias y te estás negando a mirar más allá de lo superficial?
 
El rinoceronte blanco africano está en peligro de extinción, de ahí que se haya convertido en un símbolo de la ecología africana. Por una parte, está padeciendo la pérdida de su hábitat natural; pero, además, es objetivo de los cazadores furtivos, que obtienen cuantiosas sumas de dinero con la venta de sus cuernos debido a las muy equívocas supersticiones existentes acerca de sus propiedades mágicas.
 
El verdadero valor de su cuerno radica en su aspecto simbólico, y carece de valor curativo alguno; de hecho, ni siquiera dispone del material óseo del que están compuestos los cuernos y cornamentas del resto de animales, sino que es muy endeble y está compuesto de un material similar al de la piel.


 
El rinoceronte africano vive en las sabanas africanas, en zonas de altas hierbas y, a pesar de su tamaño, puede ser sorprendentemente ágil en caso de necesidad, si bien es un animal relativamente pacífico.
 
El rinoceronte solo tiene una cría en cada gestación, que suele durar entre 17 y 18 meses en el caso del rinoceronte blanco, por lo que las personas que tienen a este animal como tótem deberían intentar acceder a la sabiduría ancestral y asimilarla en su propia vida en un plazo de tiempo similar al de su gestación.
 
Por otra parte, estas personas harán bien en estudiar también al pájaro picabueyes, fiel acompañante del rinoceronte (de hecho, le llaman también el pájaro rinoceronte) que, posándose en su lomo, le alivia de las molestias de moscas y garrapatas.
 
El rinoceronte te permitirá ver la sabiduría que ya existe en tu vida, y lo hará con una solidez tal que te llevará a contemplar la vida desde la perspectiva adecuada. Por otra parte, la antigüedad del rinoceronte te llevará a extraer tu propia sabiduría innata para que la apliques en tus circunstancias presentes.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Entrada destacada

DICCIONARIO DE SANTERÍA

Abikú: Un espíritu dañino que posesiona a un niño pequeño y lo enferma hasta que muere.   Acuelle: Bendición.   Afoché: Un polvo...